Viernes, 17 Diciembre 2021 00:16

Talento humano, el gran activo de las empresas

Por

La importancia de la gestión de talento humano radica en la creación de ambientes laborales apropiados, eficientes y altamente competitivos.

Desde que el ser humano entró en el entorno empresarial ha visto en hombres y mujeres capacidades, cualidades, potencial y básicamente conocimiento, todo resumido en capital humano, mano de obra y estructuras mentales que catapultaron portafolios y sistemas productivos.

Fue solo en la década de los noventa cuando fue acopiado el término gestión de talento, Igual es bueno decir que en aras de la precisión en el año 1997 la empresa McKinsey & Company lanza el concepto que luego fue tomado por el inquieto empresario David Watkins, de Softscape, palabras vitales para identificar en las empresas empleados altamente productivos.

El ingeniero argentino Mariano Sardáns, CEO de la gerenciadora de patrimonios FDI, le dijo a Diariolaeconomia.com, que administrar talento humano se hace sumamente importante porque determina sin duda alguna el éxito de las empresas, más en la actualidad, cuando no se habla de fuerza bruta sino de sentido común y capacitación. Indicó que toda operación que llegue a la mente, desde el manejo de una computadora hasta maniobrar una máquina determinada o un tractor, depende del talento porque se requiere de conocimiento para darle funcionalidad a esos bienes de capital.

Ese talento y la formación de las personas para manejar equipos es indispensable ya que generalmente las máquinas no se mueven solas y ello demanda programarlas y monitorearlas lo que obliga a tener en las compañías gente totalmente capacitada y con sentido común. Ya no se habla de fuerza bruta, procedimiento relegado para estados o países muy pobres en donde siguen arando con bueyes. Lamentablemente razonó el financista, son países que se mueren de hambre porque al haber ausencia de tecnología, es baja la productividad y precaria la disponibilidad de alimentos, todo un entorno de pobreza.

Mariano SardánsEl gran activo de la modernidad, expuso Sardáns, se llama conocimiento y por eso en los países, como en algunos de Latinoamérica, ya no hay mano de obra capacitada, se adolece de personas con un nivel educativo suficiente que les permita maniobrar ciertos equipos, un lío que desprende de la mala nutrición, de carencia en proteínas y falta de educación en donde lo básico y la lógica se impongan, eso conlleva a más conocimientos en matemáticas e igualmente de comprensión de textos.

Gestionar talento es determinante para que las empresas crezcan y es por ello que, en México, como consecuencia de la guerra económica entre Estados Unidos y China, muchas empresas buscaron maquilar o fabricar productos estadounidenses en el país azteca. El gran problema fue la falta de disponibilidad de mano de obra apropiada para elaborar a gran escala y con precios competitivos.

Como arar la tierra, concluyó Mariano Sardáns, los trabajos de mayor sofisticación piden un manual de instrucciones para manejar tecnología y otros demandan estudio, experiencia, conocimiento y pericia para darle perfil a las compañías.

 

Entorno y buen trato laboral, determinantes en productividad

Que existan ambientes laborales inclusivos y equitativos, hace parte de los principales criterios de las personas al momento de escoger un lugar para trabajar. Se ha evidenciado que contar con un buen ambiente laboral fortalece la cultura organizacional de una empresa y permite sumar empleados comprometidos y orgullosos.

Según el ‘Índice de Medición de Empleados y Empleadas’ de Alares, compañía especializada en proyectos de mejora social, el 40% de las personas encuestadas valoran la motivación y el ambiente laboral. Por su parte, el 55% afirma que es importante contar con un balance entre la vida laboral y personal.

Es por ello que, a lo largo de tres décadas de operaciones, el Fondo de Pensiones y Cesantías Porvenir ha venido fortaleciendo su estrategia de talento humano con el fin de mantener un modelo de cultura organizacional acorde a los intereses de sus colaboradores, lo que le permitió a esta AFP ser certificada como la mejor empresa para trabajar en Colombia al obtener una calificación de excelente en la medición realizada por Great Place To Work en la categoría ‘Empresas que tienen más de 1.500 colaboradores’.

Miguel Largacha Martínez El presidente de Porvenir Miguel Largacha Martínez afirmó que hoy los grupos empresariales están llamados a promover un buen ambiente laboral. Indicó que las sociedades constituidas hoy en día tienen claro que los empleados son el motor de la organización que sopesa una enorme responsabilidad con más de 13 millones de afiliados quienes han confiado su ahorro pensional en la administradora. Por ello, precisó, con el mayor compromiso, el grupo trabaja en el diseño de estrategias en favor del crecimiento y bienestar de todos los colaboradores y, por supuesto, el de sus familias.

Al tener en cuenta los principios básicos para que una organización sea un gran lugar de trabajo es preciso identificar algunos ítems que van desde la empresa como hábitat y las capacidades que la firma permite desarrollar.

En opinión de Largacha, un buen ambiente laboral es la base para alcanzar excelentes resultados y un crecimiento constante del negocio. Por ello las organizaciones deben fortalecer de forma permanente su cultura organizacional y las competencias de sus colaboradores a través de un ambiente laboral inclusivo y con igualdad de oportunidades para todos.

Porvenir cuenta con una estrategia robusta de atracción, desarrollo y retención que se compone de un completo plan de beneficios. Todos sus colaboradores, independientemente de su cargo, pueden acceder a una prima extralegal, auxilio para gastos de notariado, pólizas de vida y accidentes personales, auxilio por nacimiento o adopción de hijos y plan de ahorro mutuo para acompañarlos en el desarrollo de sus proyectos personales.

Adicionalmente, la compañía ofrece diferentes espacios que buscan mejorar la calidad de vida de sus empleados. Entre estos están las salas de bienestar y de lactancia, gimnasio, actividades deportivas, tiempos libres y horarios flexibles, entre otros.

Los colaboradores de la AFP acceden a una cultura que fomenta la equidad y las oportunidades de crecimiento. Por ejemplo, el 62% de su planta son mujeres y en los últimos tres años, ha otorgado cerca de 500 promociones internas. Este tipo de estrategias le han permitido atraer talento joven, lo anterior se evidencia en que el promedio de edad de sus colaboradores es de 36 años y el 60% de ellos son millenials.

Hay que destacar que los trabajadores cuentan con la Universidad Porvenir, un medio para desarrollar las capacidades del talento a través de diferentes frentes que permiten dar respuesta a los 13 millones de afiliados del Fondo en temas como asesorías en pensiones e inversiones.

Todos los colaboradores pueden acceder a un auxilio educativo para pregrado o posgrado, especialización, maestría o doctorado. Y, por otro lado, sus hijos también tienen la posibilidad de contar con un auxilio educativo.

Visto 1205 veces