Lunes, 24 Enero 2022 06:09

Cesantías, un compromiso del sector empresarial con sus colaboradores

Por
Cesantías, un compromiso del sector empresarial con sus colaboradores Imagen-de-3D-Animation-Production-Company-en-Pixabay

Hasta el 14 de febrero las empresas tendrán plazo de consignar a sus empleados esta prestación social que durante el 2021 se convirtió en el ahorro que apalancó la meta de tener vivienda propia.

El auxilio de cesantías que consiste en un mes de salario por cada año laborado fue creado en Colombia por la Ley seis del 19 de febrero de 1945. La norma fue incorporada a la Ley 50 del régimen especial de cesantías en 1990, una decisión que obligó a los empleadores a consignar el ahorro en los diversos fondos, las cesantías de los empleados generadas en el año anterior.

El ex presidente de la Asociación Colombiana de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas, Acopi, exembajador, escritor y analista Juan Alfredo Pinto Saavedra, le dijo a Diariolaeconomia.com, que la cesantía es una importante prestación creada, tal y como su nombre lo indica, para defender la calidad de vida del trabajador que pierde su empleo y queda cesante.

Afirmó que, sin embargo, la construcción cronológica de la legislación fue ampliando el concepto de ese ahorro al cual el trabajador tiene derecho para vincularlo con las necesidades sentidas como vivienda y educación y más recientemente con su retiro por disminución de ingresos por tiempos de pandemia.

 

“Este auxilio se mantiene, es una prestación importante y además afortunada fuente de defensa de las posibilidades de los trabajadores y al mismo tiempo de construcción de ahorro privado, sin duda es un acopio laboral en dinero que hace justicia social y a la vez estimula la economía”, comentó el señor Pinto Saavedra.

 

Desde su punto de vista, los empresarios harían un flaco negocio si pensaran que esta prestación no es pertinente o restringe la competitividad pues es todo lo contrario. Anotó que favorecer la dinámica de la demanda agregada cuando quiera que ella se funda en multiplicadores sociales, es un hecho sumamente positivo.

 

Es importante consignar las cesantías a tiempo

En un entorno en el que la crisis provocada por el coronavirus ha causado una afectación en la economía a nivel mundial y en el ahorro de los trabajadores quienes se han enfrentado a una disminución de sus ingresos debido a la suspensión temporal de su contrato, licencias no remuneradas, e incluso, la pérdida de empleo, las cesantías se han convertido en una alternativa con propósito para muchos hogares colombianos.

Pese a los desafíos económicos que afrontó el sector empresarial durante el 2021, se destaca el gran compromiso que durante este año tuvieron los empresarios con el pago oportuno de las cesantías. Cifras de la Superintendencia Financiera indican que fueron 10,474,020 los trabajadores que recibieron este pago de los cuales 6,238,319 fueron hombres y 4,235,701 mujeres. Por su parte, el 44,7% de los afiliados se encontraban vinculados al Fondo de Pensiones y Cesantías Porvenir.

Este año, nuevamente hasta el 14 de febrero los empresarios tendrán plazo de consignar a sus empleados esta prestación social que durante el 2021 se convirtió en el ahorro que apalancó la meta de tener vivienda propia de muchos colombianos, solo en Porvenir se desembolsaron $1.27 billones, un aumento del 22,7% comparado con el año anterior cuando los retiros sumaron $1,03 billones.

El pago oportuno de esta prestación social permitió que durante 2021 muchos colombianos que quedaron cesantes usaran este ahorro para solventar este periodo, 677.125 colombianos afiliados a Porvenir hicieron uso de sus ahorros por terminación de contrato a quienes se les desembolsaron $1,23 billones.

Andrés VásquezEl vicepresidente comercial de Porvenir Andrés Vásquez, manifestó que actualmente 4.8 millones de colombianos confían el ahorro de sus cesantías a la AFP. En 2021, expuso, quedó demostrado que las cesantías son un ahorro con propósito. Cada día más empresas colombianas cumplen con el pago oportuno de esta prestación. Por eso es muy importante que los colombianos hagan un buen uso de las cesantías, especialmente para momentos de incertidumbre económica.

Según Vásquez, las cesantías pueden ser retiradas por los trabajadores sin necesidad de intermediarios o tramitadores, por motivos de terminación de contrato, compra de vivienda, educación, reparaciones locativas y para financiar la educación superior de sus hijos o dependientes de los trabajadores. También por disminución de ingresos, en el marco de la declaratoria de emergencia económica por la pandemia.

Afirmó, a manera de ejemplo, que, en Porvenir, los afiliados en cesantías pueden realizar el retiro de esta prestación social 100% en línea, lo cual permitirá agilizar este trámite y evitar el desplazamiento a la red de oficinas.

 

Liquidación de las cesantías y los intereses

Para dicha operación, se utiliza el último salario del trabajador teniendo en cuenta el auxilio de transporte. Si el salario tuvo una variación en los últimos tres meses, se promedian los salarios del último año y se multiplica por el número de días laborados en el período a liquidar y se divide sobre los 360 días del año.

 

“Los intereses de las cesantías son un valor adicional a esta prestación social y estos se fijan con base en una tarifa del 12% anual del valor total de las cesantías o proporcional por fracción del año trabajado para quienes no cumplen con un periodo completo de un año de labores. Este monto se debe pagar a los trabajadores antes del 31 de enero de cada año. Si la terminación del contrato laboral es anterior a la finalización del año, los intereses sobre las cesantías se deben cancelar junto con la liquidación de prestaciones sociales del trabajador”, declaró el señor Vásquez.

 

Por ejemplo, explicó el vocero, si el año anterior una persona trabajó durante 12 meses y su sueldo mensual fue de $2.000.000, recibirá por concepto de cesantías la suma de $2.000.000. Este monto se obtiene de multiplicar los días trabajados por el salario mensual y el resultado se divide en 360 días laborables al año. Para este mismo caso los intereses de cesantías de esta persona serían de $240.000, este resultado se obtiene al multiplicar el valor del auxilio de cesantías $2.000.000 por los días trabajados, por uno por ciento mensual y dividiéndolo por 360 días laborables al año.

Cada año a corte del 31 de diciembre, el empleador debe liquidar las cesantías y consignarlas en el Fondo elegido por el empleado dentro del plazo que fija la ley, y de no hacerlo, se impone una sanción o indemnización moratoria de un día de salario por cada día de mora. Esta sanción está contemplada en el numeral 3 del artículo 99 de la ley 50 de 1990.

Durante la campaña del 2020, correspondiente al primero de enero y hasta el 14 de febrero, más de 136.000 empresas consignaron un valor de $3.5 billones dentro de las fechas estipuladas para tal fin.

Visto 1753 veces