Miércoles, 03 Abril 2024 00:07

La escasez de lluvias pone en alerta a Colombia y amenaza con apagones

Por
La escasez de lluvias pone en alerta a Colombia y amenaza con apagones Imagen-de-xiarimemecha-en-Pixabay

Es muy probable que se racionalice el suministro de energía si no hay un cambio en la situación de los embalses, dado que "depende de un fenómeno natural como son las lluvias.

El fenómeno de El Niño mantiene a los embalses en mínimos históricos, poniendo en riesgo la generación de energía hidroeléctrica, principal fuente de energía en Colombia. En diálogo con Sputnik, el economista Christian Méndez afirmó que el problema golpeará a la economía colombiana y reclamó apostar por otras fuentes alternativas de energía.

La falta de lluvias ocasionada por el fenómeno de El Niño mantiene los embalses en su nivel más bajo en los últimos 20 años, lo que pone a Colombia ante el riesgo de sufrir apagones o tener que racionar su energía eléctrica.

Según consignó el medio colombiano Noticias Caracol, la ausencia de lluvias mantiene el nivel de los embalses en un promedio del 31,51% de su caudal habitual. Se trata del nivel más bajo en 20 años y que se acerca al porcentaje del 27%, el límite marcado para considerar una situación de emergencia.

En un país cuya generación está dominada en casi el 70% por la energía hidroeléctrica, la baja en los niveles de agua no solo hizo aumentar el precio de la generación de energía eléctrica, sino que puso a los colombianos ante la amenaza del racionamiento de energía o la posibilidad de apagones.

"En este momento nuestra base fundamental para la generación de energía son las hidroeléctricas y tenemos una escasez de lluvias, lo que ha provocado que no tengamos ese recurso hídrico en abundancia", explicó a Sputnik el economista colombiano Christian Méndez.

En efecto, la empresa XM, administradora del mercado eléctrico colombiano, advirtió el 31 de marzo a través de un comunicado que la disminución en la generación de energía podría llevar a "situaciones de riesgo para la atención de la demanda en algunas horas del día por no contar con la potencia necesaria para mantener una operación confiable y segura". Según recogió el sitio Blu Radio, los problemas de suministro eléctrico podrían darse especialmente entre las 19 y las 21 horas, la franja de mayor consumo en el país.

La empresa llegó incluso a pedirle al Gobierno la habilitación de teletrabajo para ahorrar energía en oficinas, habilitar proyectos de autogeneración y hasta restringir la exportación de energía eléctrica a Ecuador.

Para Méndez, "es muy probable que se racionalice" el suministro de energía si no hay un cambio en la situación de los embalses, dado que "depende de un fenómeno natural como son las lluvias".

El economista se mostró optimista en relación a la posibilidad de que las próximas semanas reviertan la tendencia climática en Colombia y lleguen las lluvias que normalicen el abastecimiento de los embalses.

Aun así, la Asociación Colombiana de Generadores de Energía Eléctrica (Acolgen), gremio que reúne a las empresas generadoras de energía en el país, remarcó en una declaración que "El Niño no se ha acabado" y que la situación podría agravarse si las lluvias se postergan debido a que, además de la baja de los embalses, el consumo eléctrico de los colombianos ha aumentado un 8,31% en marzo de 2024 con respecto al año anterior.

Méndez consideró que Colombia debe apuntar a "medidas de corto, mediano y largo plazo" para solucionar el problema. En el mediano y largo plazo, el especialista colocó la necesidad de "un enfoque de cambio hacia otro tipo de fuentes de energía diferentes al recurso hídrico", en el marco de una tendencia de cambio de matriz energética en la lógica del combate al cambio climático.

En ese sentido, explicó que la gran cantidad de recursos hídricos con los que cuenta Colombia ha llevado a que su matriz energética se concentre en la energía hidroeléctrica, vulnerable en situaciones de sequía. Por eso, el economista valoró los esfuerzos del Gobierno de Petro, que ha marcado a las fuentes eólicas, solar o incluso de hidrogeno verde como alternativas deseables a futuro.

En el corto plazo, Méndez también reclamó "medidas de contingencia" que impidan el desabastecimiento de energía, a la vez que se introducen regulaciones para evitar que el costo de la energía eléctrica se encarezca demasiado.

En efecto, el analista advirtió que los problemas energéticos "pueden golpear mucho a la economía" colombiana, debido a que "muchas industrias utilizan el agua como insumo principal y fuente de energía para todo el proceso de producción de bienes y servicios". Esta situación, además, puede contribuir a "presionar los precios hacia arriba", a contramano de lo que busca el Gobierno de Petro.

Visto 212 veces