Jueves, 24 Septiembre 2015 06:07

Con la paz es viable la economía y el desarrollo rural

Por

Los analistas tienen reacciones encontradas, pero dicen que si hay paz habrá una perspectiva económica importante.

El paso que se dio en la Habana y que le puso fecha a la firma de la paz entre el gobierno colombiano y las Farc tuvo muy buen recibo entre los expertos en el tema, pero generó algunas dudas en gremios y empresarios.

El experto en temas de paz y asesor de Unicef, Mario Gómez, habló con Diariolaeconomia.com y aseguró que la noticia es buena porque perfila al país hacia una reconciliación sana que le permitirá caminar por senderos de progreso y fijar las bases para construir la Colombia que tanto anhelan sus nacionales.

“Me parece muy positivo que el gobierno y las Farc se hayan puesto de acuerdo en que los derechos de las víctimas deben ser observados en el marco del derecho sobre pilares de Verdad, Justicia y reparación, y por su puesto a las garantías de no repetición”, agregó.

Según el analista, es positivo que haya una serie de penas admisibles para los colombianos y para la comunidad internacional que permitan entender que esas restricciones de libertad que se impondrán a todos aquellos que confiesen sus hechos criminales, de una u otra manera pone freno a los que pensaban que se venía una impunidad absoluta.

Aclaró que con el acuerdo, de alguna forma, no habrá impunidad y por el contrario habrá sanciones dentro del marco de la justicia transicional y con miramientos a la justicia restaurativa para poder tener claro que las víctimas deben ser honradas y por ello el proceso tendría un plazo de seis meses más con lo cual se da una respuesta contundente y positiva a las expectativas de muchos.

Los anuncios, según Gómez, no fueron del todo tranquilizantes porque hubo temas sensibles que no fueron abordados, pero que con el tiempo, corto de por sí, deberán entrar a aclarar algunas circunstancias que hoy generan temor en la sociedad civil.

“La parte que tiene que ver con niños y niñas en el conflicto no quedó lo suficientemente explicita, entendemos que el delito de reclutamiento ilícito es muy grave, es muy severo y está dentro del listado de crímenes de guerra tanto en la legislación colombiana como en el estatuto penal de Roma y eso, es claro, debe ser investigado, juzgado y sancionado con las penas alternativas expuestas en el acuerdo de paz sobre justicia rubricado en la Habana”, comentó el señor Gómez.

Consideró que el asunto de los menores de edad en el conflicto es un tema extraño toda vez que es un hecho muy notorio que está implícito dentro de los crímenes de guerra lo cual no quiere decir que el documento lo haya excepcionado o excluido. Dijo que dentro del listado expuesto en Cuba se habla de desplazamiento, desaparición, toma de rehenes, porque por derecho
internacional no utilizan la expresión secuestro, pero aclara que el tema de niños y niñas debe estar involucrado y expresó su preocupación por que se puede pensar que no se ha querido hacer suficiente énfasis en esa situación.

Aunque tarde, está llegando la paz

Para el experto en temas de paz, Mario Gómez, el Presidente de la República, Juan Manuel Santos, tiene razón al decir que llegó la hora de la paz, empero indicó que esta llegó tarde porque la pacificación de Colombia era esperada desde mucho tiempo atrás. Dijo que este paso hacia la paz es importante y de darse tomará muchas décadas de esfuerzo en donde habrá que trabajar con víctimas, con desplazados, con campesinos, con niños y con niñas.

“Obviamente este es un momento de regocijo para pensar que el futuro en el marco del posconflicto implicará más esfuerzo y más trabajo y allí estaremos ayudando, cada uno desde donde pueda, como colombiano que quiere consolidar ese sueño en la vida cotidiana, de sus propios sueños y expectativas, por eso lo de la Habana es bastante importante y hay que darle concreción”, apuntó Gómez.

Para el analista es innegable que un país en paz está predispuesto a recuperar su economía, a trazar verdaderas metas de crecimiento, a retornar al campo y a muchas actividades que se habían dejado por las dificultades del conflicto.

En ese orden de ideas afirmó que se viene un proceso nuevo que se avecina porque Colombia tiene una mitad geográfica no explorada ni articulada a la satisfacción de los derechos fundamentales para niños y niñas indígenas, para comunidades campesinas y etnias del Guaviare, Guainía, Caquetá, Vichada, Arauca y de otras regiones aisladas.

Sostuvo que surgen también expectativas de tipo industrial en vista que se abren posibilidades de tener unas despensas alimentarias para el resto del continente, dijo que se abre la opción de sembrar en gran escala de exportar, de generar empleo y mayores flujos de tributación que permitan unas políticas sociales sostenibles.

“Eso es lo que hay que hacer y yo creo que es lo que la otra Colombia está esperando desde hace mucho rato”, apuntó.

Aclaró que al hablar de tributación, se habla de aportes congruentes porque es el momento también de reducir el esquema de tributación sobre todo para unas regiones que apenas sabrán que es hacer parte del país.

La paz es buena, pero debe tener aspectos claros: Fenalco

A su turno, el presidente ejecutivo de la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, Guillermo Botero Nieto, anotó en este medio que ve con buenos ojos el hecho de pasar a una jurisdicción especial el problema, sin embargo dijo que hay algunos reparos tales como quienes serán las personas que integrarán esa jurisdicción y como se articulan los magistrados así como cuáles serán las condiciones que estos van a tener.

De igual forma, comentó, surge una inquietud sobre los extranjeros que van a participar y una serie de preguntas bastantes profundas que hay por hacer.

Sobre los otros temas expuso su intranquilidad, porque para el caso de las penas para quien no confiesa y no aporta al aparato de justicia se le dan 20 años de prisión o detención cuando el castigo debería ser de sesenta años. “Eso no tiene ninguna razón de ser, está bien para quienes contribuyen a esclarecer la verdad y a reparar a las víctimas, eso tendría sensatez”.

Botero Nieto declaró que otro punto que le preocupa es el de la definición de los delitos conexos con el delito político que se haría en los términos del acto legislativo que se estaría presentando, entonces sería el Presidente quien definiría cuales serían esos delitos conexos.

“Con este tema de la Habana surgen muchas preguntas e inquietudes”, concluyó el presidente de Fenalco.

Visto 1202 veces