Miércoles, 29 Junio 2016 07:17

Empresas americanas dispuestas a coadyuvar con proceso de paz

Por

La Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham, ve con esperanza el nuevo camino que inicia Colombia por el cual transitará al progreso, al crecimiento económico y social.

Los empresarios americanos que tienen serias apuestas económicas en Colombia recalcaron que la paz en Colombia es sin duda el mejor activo del que se puede sacar el mayor provecho en aras de la conciliación y la reconstrucción de una nación saturada y cansada de la guerra.

Es tan grande el entusiasmo al que ha llevado el acuerdo al cese bilateral al fuego entre gobierno y Farc que los empresarios e inclusive el gobierno de los Estados Unidos están dispuestos a empujar hacia buen puerto ese proceso de paz que no solamente le llevará sosiego a los colombianos sino a la región y al mundo que han visto a la distancia una guerra fratricida en donde colombianos matan colombianos de su misma estirpe.

La Cámara de Comercio Colombo Americana, que es una asociación que reúne a nivel nacional más de mil empresas, entre colombianas, americanas y empresas mixtas ve con muy buenos ojos, con optimismo y con esperanza los enormes avances que se lograron el pasado 23 de junio.

El Director Ejecitivo de la Cámara Colombo Americana, AmCham, Camilo Reyes le dijo a Diariolaeconomia.com que los empresarios agrupados en el ente cameral creen que son muy significativos dichos logros de cara al fin del conflicto armado en Colombia porque hay conciencia que no solo se da por terminada la guerra, que involucró al gobierno, al estado colombiano y las Farc sino que generan muchísimas posibilidades hacia el futuro.

Agregó que ahora vienen muchos retos que hay que superar y sostuvo que finalmente el éxito al final del camino de este proceso va a depender de que todos los colombianos sean capaces de entender que esta es una gran oportunidad para pasar la página de la guerra.

“Hay que meter al país en un cuento distinto, pero lo vemos con optimismo, con alegría, con confianza y también con serenidad porque somos conscientes de que tiene todavía retos grandes y que se pueden presentar muchos problemas difíciles de superar, entonces mi respuesta es que estamos como asociación, como representantes de una parte importante del sector privado de la ciudad de Bogotá y del país, lo vemos con mucho optimismo, creemos que es un paso muy importante pero también somos conscientes de que hay que almacenar voluntad y energía para los próximos problemas, los próximos retos que tendremos que superar”, expresó el Director Ejecutivo de la Cámara de Comercio Colombo Americana.

Para el dirigente cameral el hecho de trabajar y vivir en medio de la paz ofrece incontables oportunidades de crecimiento y progreso así como de mejoras sociales que no tardarán en hacerse notar porque la tranquilidad sin duda alguna genera renta y armonía.

Paz es igual a inversión

Sobre compromisos y voluntades en medio de las grandes soluciones, Reyes dijo que es muy evidente que las empresas tanto colombianas como extranjeras están pendientes, no solo de ver progresos significativos en el proceso de paz, sino obviamente, un documento final y de esa manera tomar decisiones que tienen que ver con inversión.

“Cuando digo inversión hablo también de empresas colombianas que muy probablemente ya están operando exitosamente en el país, pero que están pendientes de estos desarrollos para darle luz verde a programas e inversiones de más largo plazo y de mayor ambición”, afirmó.

El tema no es pequeño, apuntó, si se tiene en cuenta que otro tanto sucede con la inversión extranjera directa, tanto con inversión extranjera que ya está en el país, entre esas por ejemplo americanas que han acompañado a Colombia en las últimas décadas y algunas que tienen presencia de más de cien años en el territorio nacional. Expuso que para ellos también es muy importante, no solo para reafirmar su voluntad de seguir operando en Colombia sino de acrecentar sus compromisos aumentando su inversión, para expandir operaciones a lo largo y ancho del territorio.

El reconocido vocero indicó que es indudable que esa expectativa la tiene la inversión tanto nacional como extranjera y por lo tanto estas noticias de paz y reconciliación son buenas.

No descartó el ejecutivo un aumento en el Producto Interno Bruto, PIB, una vez se firme el acuerdo final, pues según los cálculos de la Cámara eso puede representar un aumento de uno o dos puntos del PIB porque es muy evidente que no solo va a mejorar la seguridad sino que también el país debe lograr la incorporación de territorios que durante mucho tiempo estuvieron por fuera de su capacidad productiva porque simplemente las instituciones del estado no lograban llegar.

“Yo creo que si esas dos cosas suceden, si se mejora en seguridad, en términos generales, y si la mejora es notoria y evidente en productividad, yo estoy convencido que vendrán buenos tiempos porque nada más con el cese unilateral que ya cumple más o menos un año, hubo una notoria reducción de eventos violentos en el país, entonces ahora con un acuerdo mucho más formal que representa un compromiso muy profundo entre las Farc y el gobierno nacional pues yo creo que debe mejorar mucho la seguridad y por lo tanto deben de mejorar las circunstancias para la inversión, para la producción y para la competitividad del país", apunto

Colombia necesita ayuda y la va a tener

AmCham tiene claro que si Colombia se matricula de lleno en la escuela de la paz, con toda seguridad recibirá la mano generosa de la comunidad internacional que ha lamentado un conflicto innecesario que dejó como saldo víctimas innecesarias.

“Nosotros tuvimos el gusto de invitar a nuestra Asamblea General al señor presidente de la republica quien hizo una presentación muy interesante de la forma en que se estaba avanzando y ahora comprobamos que realmente todo lo que nos contó tenía una base sólida ahora que el 23 se pudo llegar a ese importante acuerdo. Invitamos también a Joshua Mitrotti, el Director de la Agencia Colombiana para la Reintegración, que es una entidad que viene operando desde hace ya varios años en Colombia y ha tenido éxito en desmovilizar a aproximadamente a 59.000 personas”, aseveró Reyes.

Reveló que de esa importante cifra en promedio el 75% de esos desmovilizados encontraron un sitio en la sociedad, no han vuelto a la ilegalidad, no han vuelto a cometer delitos y hoy en día tienen una actividad económica productiva y una vida normal.

Eso, añadió el dirigente, quiere decir que, primero, esa agencia ha demostrado que si se puede y segundo, que hay un acervo de conocimiento y experiencia que se pueden aplicar exitosamente en el caso específico de la desmovilización de las Farc, de los cerca de ocho mil guerrilleros que tendrán que dejar las armas.

“Nosotros invitamos a la Agencia y a su Director, Joshua Mitrotti porque queríamos que le dejara claro al empresariado que nosotros representamos las posibilidades que existen de ayudar para que esos desmovilizados encuentren un espacio en nuestra sociedad y que sean además un factor de productividad y de capacidad de las empresas en lugar de un obstáculo para la productividad. La verdad es que nosotros vemos que hay una voluntad muy grande por parte de muchísimas empresas de ayudar en ese proceso”, especificó.

Consideró vital mejorar la forma en que se les debe explicar a las empresas como ayudar y como dar una mano, pero hay que precisar que a la fecha la Cámara está en la tarea de poner en contacto al sector privado con agencias y con servicios del estado como la Agencia Colombiana para la Reintegración que permiten una acción conjunta entre el sector privado y el sector público a partir de la firma de los acuerdos de paz para ese propósito.

Gobierno debe liderar programas productivos

La Cámara de Comercio Colombo Americana dice que en esa sinergia por la paz también le corresponde al gobierno poner a marchar proyectos productivos que mejoren la perspectiva económica del país y la calidad de vida de quienes se acogieron al armisticio o de quienes no pudieron crecer por el conflicto.

Reyes dijo que afortunadamente ya hay un número importante de proyectos que tienen la doble naturaleza de cierta responsabilidad social y de ser productivos.

Destacó el trabajo de Reconciliación Colombia, que es en su opinión otra iniciativa muy importante que ha logrado unas propuestas significativas y que recientemente hizo un inventario de esos proyectos identificando más de 600 planes en el país que buscan precisamente eso, cumplir con un esfuerzo para incorporar a la gente que estuvo por fuera del aparato productivo del país.

“El asunto no es solo reincorporar a quienes dejen las armas reconociendo que ese aspecto genera un bien maravilloso desde el punto de vista social, sino que además se consoliden empresas productivas. Reconciliación Colombia hizo un inventario, la Cámara esta ya involucrada con Reconciliación Colombia para apoyar la realización próximamente en Cali de una rueda de negocios entre empresas, proyectos de responsabilidad social y productivos de tal manera que seamos capaces de fortalecer esas iniciativas, que como le digo hay un número importante que ya existen”, anotó el Director Ejecutivo de la Cámara.

Insistió en que de hecho hay que hacer un esfuerzo a nivel nacional y sin duda alguna a nivel internacional para que a través de la cooperación internacional se canalicen una serie de recursos que han sido ofrecidos por la comunidad en el mundo.

Sobre el punto de cooperación, Reyes resaltó la oferta del presidente Obama cuando se conmemoraron los 15 años de Plan Colombia pues en esa ocasión el Primer Mandatario de los estadounidenses puso a disposición del gobierno colombiano 450 millones de dólares para algo nuevo que se llama Paz Colombia.

Recalcó que hay muchos países que quieren apoyar el proceso asunto más que alentador porque a través de la cooperación internacional será posible fortalecer todo tipo de proyectos productivos que se generen oportunidades de trabajo para incorporar a los desmovilizados.

La paz es de todos

La Cámara invitó a toda Colombia a soñar con la paz, a apostarle a la reconciliación y a la reconstrucción social y económica de un país que dejó pasar miles de oportunidades por enfrascarse en un conflicto armado.

Llamo a la coherencia y a bajar el tono a las voces guerreristas a esas que incitan los oscuros señores de la guerra que le hacen el quite a un reclamado y anhelado proceso de paz.

“Yo creo que el compromiso tiene que ser de todos nosotros, tenemos que ver esos retos que debemos enfrentar, tenemos que verlos con serenidad, pero sobre todo con generosidad y con optimismo. Tenemos que ser capaces de reconciliar a la nación y dejarle a nuestros hijos y a los jóvenes de Colombia un país distinto, yo estoy convencido que estamos avanzando en la dirección correcta y también estoy convencido de que tenemos que sumar energías, esfuerzos y buena voluntad para que llegue a buen puerto todo lo que se está tratando de consolidar”, concluyó Reyes.

Visto 1002 veces