Miércoles, 27 Enero 2021 22:31

Deuda tecnológica de la transformación digital, acelerada tras Covid-19

Por

Los desafíos se amplifican bajo la presión adicional y la incertidumbre causadas por la pandemia, significando recortes en gobernanza.

Por Douglas Wallace, Gerente General, América Latina y el Caribe (excepto Brasil y México) en Pure Storage

En algunos aspectos, es difícil imaginar un momento antes de COVID-19. Un tiempo en nuestra sociedad, la economía y la comunidad empresarial donde las cosas estaban menos tensas y antes de que nuestro mundo se volviera completamente al revés por el impacto devastador de un virus mortal. Sin embargo, los expertos y la industria argumentarían que incluso antes de que COVID-19 estuviera sobre nosotros, el mundo ya estaba pasando por un período de grandes cambios.

Durante muchos años, las empresas han estado bajo una intensa presión para transformarse digitalmente o perder frente a la competencia. Ya sea que las empresas se centraran en adaptarse a los hábitos de compra cambiantes de los consumidores, aprovechar los beneficios de la nube o utilizar software para crear nuevas fuentes de ingresos, el cambio ha sido en gran medida una reacción a las expectativas de la sociedad de "todo ahora", lo que, a su vez, ha repercutido en las expectativas de los clientes y nuestra vida laboral.

Lo que está claro ahora es que la pandemia ha amplificado y acelerado este cambio. El año pasado, IDC predijo que más de la mitad de la economía mundial se volvería digital para 2023. Si bien la transformación digital era anteriormente un proceso lento para muchas empresas, instantáneamente se convirtió en un imperativo inmediato para sobrevivir.

De la noche a la mañana, las empresas enfrentaron los desafíos de satisfacer la demanda de pagos sin contacto, las organizaciones de atención médica tuvieron que luchar para garantizar métodos de telemedicina confiables y compatibles, y las pequeñas empresas tuvieron que reconfigurar toda su oferta para que fuera adecuada para el comercio electrónico. Como explicó acertadamente el CEO de Microsoft, Satya Nadella, la realidad de COVID-19 significó que las empresas se vieron obligadas a implementar dos años de transformación digital en solo dos meses.

Entonces, ¿cómo afectó esta rápida aceleración de la transformación digital al departamento de TI? ¿Y cómo pueden las empresas gestionar los riesgos asociados a la puesta en marcha de tecnologías rápidamente?

 

El riesgo de deuda tecnológica causada por COVID-19

Si bien la inmediatez causada por la pandemia demostró a los líderes empresariales que los proyectos de transformación digital podían suceder mucho más rápido de lo que se pensaba anteriormente, muchos departamentos de TI estaban bajo tanta presión para poner en marcha tecnologías para respaldar el negocio, que a menudo no tenían el tiempo necesario para completar su debida diligencia habitual.

Esto implica la gestión de la deuda tecnológica: la acumulación fuera de balance de todo el trabajo tecnológico que una empresa debe realizar en el futuro. Si esto se aplaza continuamente, puede evitar que las empresas sean competitivas, ya que no dedican su tiempo a la innovación, sino a gestionar los desafíos ocultos en la arquitectura, por ejemplo, modernizar sistemas, simplificar aplicaciones y retirar bases de datos heredadas.

De hecho, en una encuesta reciente de McKinsey, los CIO informaron que entre el 10 y el 20 por ciento del presupuesto de tecnología dedicado a nuevos productos se destina a resolver problemas relacionados con la deuda tecnológica.

Sin embargo, en el entorno COVID-19, los desafíos comunes que suelen frenar los proyectos de transformación digital no desaparecen simplemente. Los CIO todavía tienen que lidiar con una infraestructura antigua que no está diseñada para la era digital moderna, ya que no pueden admitir los servicios de datos críticos o los modelos comerciales que se necesitan en la actualidad. Este legado también hace que sea mucho más difícil consolidar, migrar, escalar o proporcionar acceso a los datos, lo que hace que los equipos de TI tengan que pasar por actualizaciones disruptivas del almacenamiento empresarial, que a su vez provocan un tiempo de inactividad inevitable y molestias que las empresas no pueden permitirse.

Estos desafíos se amplifican bajo la presión adicional y la incertidumbre causadas por la pandemia, lo que significa que los departamentos de TI recortan aspectos como la gobernanza, que a su vez aumenta la deuda tecnológica más adelante en el ciclo de innovación.

 

¿Cómo evitar la espiral de la deuda tecnológica?

Ahora que podría decirse que el impacto inicial de la pandemia ha pasado, las empresas deben pasar del triaje a corto plazo y construir una estrategia que dé prioridad a la transformación digital y gestione esta deuda tecnológica de forma más sostenible. Hay cinco formas principales en las que las organizaciones pueden hacer esto:

Alinear la estrategia comercial y de TI: al aclarar la estrategia comercial general y definir las capacidades necesarias a nivel empresarial, las empresas pueden incorporarlas en la hoja de ruta general y asignar los recursos y el presupuesto necesarios.

Priorizar la automatización y eleve la innovación humana: al automatizar tanto como sea posible, se pueden liberar tiempo y recursos para que las organizaciones puedan concentrarse en crear una cultura de innovación y permitir el pensamiento a largo plazo para impulsar el crecimiento de los ingresos.

Elegir modelos de consumo flexibles: las empresas deben administrar los costos a lo largo del tiempo sin un contrato a largo plazo, especialmente en un período en el que puede ser difícil predecir los requisitos continuos. Por lo tanto, al elegir modelos de consumo flexibles en los que solo paga por lo que usa, las empresas pueden salvaguardar los presupuestos cuando las cargas de trabajo están destinadas a fluctuar.

Asegurar el talento adecuado y asignarlo en consecuencia: al garantizar que hay acceso a las habilidades internas y externas adecuadas, las empresas pueden eliminar el riesgo de retrasos en los proyectos, al no poder satisfacer la demanda de productos de los clientes y que no tengan recursos sobrantes en lugares equivocados. Por ejemplo, si una organización solo tiene equipos enfocados en la entrega de proyectos a corto plazo, entonces no podrán reducir la creciente deuda tecnológica.

Nutrir y mantener a los empleados a medida que cambia el mundo: ha sido un año difícil y el trabajo remoto al por mayor ha afectado el bienestar físico y mental de los empleados. Asegúrese de que reciban apoyo y educación a medida que evoluciona el mundo del trabajo. Además, la fuerza de trabajo dispersa ha provocado un aumento de los ataques de ransomware debido a las superficies de ataque más amplias en las redes domésticas y los equipos compartidos.

Si bien la pandemia ha enseñado a las organizaciones que un cambio rápido es realmente posible, ahora es aún más crítico equilibrar el enfoque de ese cambio en la agilidad empresarial en 2021. También se debe evitar una estrategia de dependencia total del software más reciente para mitigar la deuda tecnológica.

Tiene que haber conciencia de que la tecnología por sí sola no puede resolver estos problemas, la cultura y los procesos de una empresa tienen que evolucionar con los tiempos o antes de ellos. Las empresas ahora enfrentan el desafío de lograr el equilibrio adecuado entre moverse rápido, pero hacerlo de una manera que no lo deje con una deuda tecnológica que resolver en una fecha posterior.

Pure Storage (NYSE: PSTG) ayuda a las organizaciones modernas a convertir los datos en una ventaja comercial. Pure, una de las compañías de TI empresarial de más rápido crecimiento en la historia, ayuda a los clientes a utilizar los datos mientras reduce la complejidad y el gasto de administrar la infraestructura que se encuentra detrás de ellos. Pure ofrece una experiencia de datos moderna que permite a las organizaciones ejecutar sus operaciones como un verdadero modelo de almacenamiento como servicio automatizado sin problemas en múltiples nubes. Y con un puntaje de satisfacción del cliente NPS certificado en el uno por ciento superior de las empresas B2B, la lista de clientes en constante expansión de Pure se encuentra entre las más felices del mundo.


Reconocimiento de analistas

Pure Storage ha sido nombrado Líder en el Cuadrante Mágico de Gartner 2019 para Almacenamiento de Propósito General.

Pure Storage, el logotipo "P", Evergreen y Pure1 son marcas comerciales o marcas comerciales registradas de Pure Storage, Inc. Todas las demás marcas comerciales o nombres a los que se hace referencia en este documento son propiedad de sus respectivos dueños.

Visto 312 veces