Sábado, 11 Noviembre 2023 00:13

Carros chinos: Avanzados, confiables, competitivos y asombrosos

Por

Este país es el productor número uno del mundo en automóviles y gracias a una audaz estrategia sus coches ganan en calidad, rendimiento y ventas.

En China los antropólogos descubrieron entre las ruinas carruajes de hace 3.000 años, sin embargo, ese tipo de vehículo es aún más añejo porque se habla de tiempos muy antiguos en diferentes culturas. Según los expertos las cuentas son claras, desde que los chinos usaron carruajes hasta que montaron en automóviles han pasado 4.000 años aproximadamente.

Hay que decir que el petróleo se utilizaba en China como combustible fósil hace unos mil años, se conocía como zhishui, diferente a como se le llama hoy, aceite de piedra, en ese tiempo lo veían como agua grasienta, un obsequio de las entrañas de la tierra. El científico Shen Kuo de la dinastía Song, no solo elaboró y mejoró tinta del hidrocarburo, sino que vaticinó que ese aceite negro sería vital para todo el mundo.

Ese dato no es menor porque el crudo se dejó de lado y fue retomado ocho siglos adelante cuando fue puesta en marcha la industria automotriz en el gigante asiático. De todas maneras, los sumerios inventaron la rueda hace 3.500 años antes de Cristo y casi que de inmediato la solución se regó por todo el mundo oriental y occidental.

En la China antigua las personas hicieron uso de tres tipos de carroza o coche, el carruaje destinado a los nobles y militares, la famosa carreta movida por bueyes resultó esencial para transportar víveres y bienes en general, pero igual fueron útiles las carretillas que demandaban fuerza humana y terminó siendo el desvare de la época por cuanto se usaba para mover carga y pasajeros.

 

 

La historia de los carros en China en bastante llamativa ya que el primer carro a motor llegó a ese país en 1902 cuando fue obsequiado en el día de su cumpleaños a la emperatriz madre Cixi, de la dinastía Qing. La noble mujer no vio mayor diferencia entre el auto adquirido en el exterior a los carruajes tradicionales pues su estructura y ruedas eran de madera. El moderno coche contaba con un puesto para el conductor y dos sillas en la parte posterior para los viajeros.

Sin escarbar tanto en los jardines de la historia, llegamos a los tiempos modernos y en ese contexto se puede decir que fue la fábrica Chinas´s First Automotive Works la pionera en la fabricación de automóviles con sus líneas FAW Y YIQI, esta empresa fue erigida en 1953. En julio de 1956 China FAW dio inicio a la producción y en 1957 presentó su llamativa creación, un camión innovador presentado en sociedad el 13 de julio bajo la marca JieFang.

En 1957 Changan Motors fabricó vehículos tipo turismo y furgonetas con motores Suzuki y Ford Company.

Con todos los cambios políticos y las vicisitudes del enorme país asiático, el carro fue esencial para su economía, pero en su desarrollo influyó la inversión extranjera, la iniciativa empresarial y de mercado de Deng Xiaoping, no en vano el arquitecto de la China Moderna.

En su mandato se incentivó la inversión extranjera, fueron privatizadas empresas del Estado y se le dio vía libre a las Zonas Económicas Especiales, todo un paquete de medidas que resultaron decisivas en la vertiginosa expansión económica del dragón asiático.

Según datos de 2022 la producción de carros en China creció 3,5 por ciento, unas 938.395 unidades. En 2021 fueron fabricados 27´020.615 automotores. De la elaboración total, el 88,21 por ciento, es decir 23´836.083 automóviles fueron destinados a pasajeros y 3´184.532, el 11,79 por ciento se pusieron en el mercado global de autos comerciales.

 

 

En charla con Diariolaeconomia.com, el Gerente General de Autocom Colombia, Andrés Felipe Naranjo afirmó que la situación geopolítica afecta de manera importante los negocios por la fluctuación del dólar que se ve alterado frente a todos los eventos internacionales por la incertidumbre que genera. Otro Inconveniente, dijo, tiene que ver con la decisión de la Reserva Federal, FED, en el sentido de subir las tasas de interés, todo un impacto en la economía global que se extiende de manera alarmante, un lío al que se une el hecho que nadie sabe para dónde va la tasa de cambio, en particular la divisa americana.

Anotó que vaticinar en materia cambiaria es muy complicado porque el año anterior se habló de dólar a 4.500 pesos, pero llegó a ubicarse en 3.900 pesos, luego nadie sabe a ciencia cierta hasta dónde llegará el dólar, todo un problema porque es en definitiva una variable para la empresa y para todos los comercializadores y fabricantes de autos, pero igual para otras firmas dedicadas a los bienes de capital.

Un enorme apuro lo genera la tasa de interés de los bancos que también se ven afectados por el fenómeno global en donde las entidades financieras obviamente siguiendo los lineamientos del Banco de la República también han sido un poco cautelosos y conservadores en el sentido de ser muy competitivos en tasa, esperando que el Emisor no dé un paso al frente con el fin de ayudar a la construcción y a la industria automotriz que son las más afectadas para poder repuntar un poco sobre el cierre del año.

 

 

Sostuvo que la expectativa en el Salón del Automóvil 2023 es poder recuperar parte de lo perdido en el año que empieza a agonizar y proyectar el 2024 aunque advirtió que se vislumbra un primer semestre endeble, pero como es costumbre en el empresariado, se espera un segundo semestre de ese periodo mucho más positivo de lo que se está viendo en el momento actual.

Recalcó que la política tributaria y más puntualmente la de aranceles le pone candado a las importaciones de bienes de capital y en general al comercio exterior en Colombia, un tema que seguirá vigente por que no se ve un tratado de libre comercio para China en el corto plazo, luego será el único país junto a la India que tiene unas tarifas arancelarias muy fuertes pues los otros países, verbigracia Corea va en un nivel de desgravamen paulatino y periódico, tan así que ya está llegando al siete por ciento de arancel lo que hace a los coreanos y sus carros muy competitivos.

 

“Al final, cuando empezamos a hablar de nuevas tecnologías como carros eléctricos e híbridos y el Gobierno habla de cupos, sencilla y llanamente las marcas emergentes o las chinas que tienen ese problema arancelario, tienen que ser muy cautelosas con lo que traen porque precisamente parte del beneficio que tienen los híbridos es el tema de impuesto lo cual cubre lo arancelario, si no lo podemos controlar no seremos competitivos lo que nos llevará a hacer una gimnasia financiera más a profundidad para poder penetrar en Colombia con los productos que deben ser, al precio real, la mejor calidad y con el respaldo que deben tener”, detalló el Gerente general de Autocom.

 

China tiene puestos los ojos en América Latina

 

 

Independiente de lo que se dice o suceda en el plano internacional, lo cierto es que China dio un paso enorme en el mercado latinoamericano y no cederá puesto que la respuesta del público en coches y en otros frentes ha sido demasiado positiva.

Dijo que la región, afortunadamente, está muy bien representada por las diferentes marcas y por los múltiples distribuidores. Un problema o complejidad en Colombia, informó Naranjo, es que los comercializadores o casas matrices se enfrentan a un tema arancelario que no es competitivo ya que se tiene el 35 por ciento de arancel, muy por encima de otras marcas que están en el mercado, un factor que resta competitividad.

A juicio del Gerente General de Autocom, en la región hay más paridad con los aranceles lo que ha hecho que las marcas chinas se posicionen con mayor fuerza en países como Ecuador, Perú y Chile. El asunto en Colombia es bien serio porque existen temores por los impuestos de importación en vista que han ido y venido muchas marcas, sin que se logré afianzar la estabilidad del mercado chino, especialmente en el tema de particulares.

 

Camiones chinos, fuertes y líderes en el mercado: ¡A la carga!

 

Si en algo se han destacado los fabricantes chinos es en poner en el mercado camiones de encomiables características, una solución para muchos transportadores de carga que vieron en el vehículo un aliado importante por rendimiento, ahorro y eficacia en múltiples terrenos. Estos automotores llegaron para quedarse y hoy aparecen como protagonistas en un mercado sumamente exigente.

 

“En carga las marcas chinas se tomaron el mercado, hoy tienen casi el 60 por ciento de participación entre JAC, FOTON, SHACMAN y JMC, algo que nadie podía creer hace seis o siete años cuando Chevrolet era el dueño del 50 o 60 por ciento de aportación en el mercado de automotores destinados al transporte de mercancías. Esperamos también que ese paso de la normalidad económica que es lento, pero seguro, empiece a generar confianza en el consumidor”, declaró el señor Naranjo.

 

Fácilmente puede decirse que con FOTON y JAC, China a la carga, porque estas y otras marcas son las principales competidoras en el mercado chino de automóviles y camiones, ello explicado por aspectos esenciales como confianza, calidad y respaldo que hizo de estas casas fabricantes, muy fuertes en el mercado.

El año anterior, comentó Naranjo, se dio un fenómeno bastante particular con las pick-up porque cuando el mercado estaba manejado por dos marcas llegó un tercero en discordia como es JAC con el tema de la T8 y finalmente los clientes vieron una opción diferente, probaron el vehículo y los atributos de la nueva propuesta china para decidirse por ella, haciendo de la marca un jugador importante dentro de la adición de valor en cada uno de los clientes.

La empresa que representa las marcas JAC, Karry y Jetour fabrica todos sus modelos en China y tiene representación de Autocom en Colombia y otros países en donde sigue ganando terreno por calidad, diseño y potencia en sus automotores. Con los conflictos bélicos presentes y con la amenaza de una guerra mundial, pase lo que pase, ratificó Naranjo.

 

 

China seguirá en América Latina y desde luego en Colombia, ello porque muchos grupos de inversionistas han apostado por las marcas chinas y hay otras que están llegando demasiado fuerte, no a especular, sino de la mano de grandes capitalistas y grupos económicos bastante sólidos lo que hará que las marcas seguirán consolidándose, ojalá con el aporte del ejecutivo al que se le pide con todo respeto que revise el tema arancelario, se pueda seguir creciendo con unas empresas y unos sellos chinos que mandan en un mercado globalizado.

A las marcas chinas les va muy bien en Brasil, el gigante suramericano en donde hay una demanda importante de automóviles y plantas de ensamblaje de los carros chinos que están en pleno boom habida cuenta que compiten con precio, tecnología, calidad, diseño y precio, factores que les dio a los fabricantes asiáticos prestigio y un puesto dentro de los más serios y destacados competidores dentro de la industria.

 

La crisis global logística quedó en el pasado

El rompimiento en la cadena de suministro generada por la escasez de barcos y contenedores que llevó a una inflación mundial y a incumplir con entregas y despachos por la falta de componentes poco a poco fue quedando atrás. En opinión de Andrés Felipe Naranjo las cosas están controladas y expuso que a las casas matrices y constructores les ha ayudado la rapidez de despachos y la normalización de los fletes a nivel internacional porque pasaron de niveles imposibles a tarifas más acercadas a la realidad.

 

 

Hoy reina la tranquilidad puesto que hay componentes y por el lado de JAC, Karry y Jetour tiene disponibilidad total de despacho a tiempo, un factor que mejora la confianza y la competitividad porque con stock en partes y repuestos la tranquilidad es total porque no se trata solo de dar un buen precio sino de cumplirle al cliente.

En temas logísticos, los camiones son determinantes en la celeridad y eficiencia de las entregas oportunas, seguras y confiables. Hoy los transportadores están comprando camiones JAC por el respaldo y 15 años en el mercado, tiempo en el que los vehículos han mostrado lo mejor, pero también contribuido con el desarrollo del país.

Actualmente JAC se ha posicionado entre el Top 2 y 3 de marcas más vendidas en Colombia, puntualmente en los segmentos de livianos y medianos de carga. La marca y Autocom cuentan con una amplia red de distribución, más de 24 concesionarios en todo el país e igual número de talleres. La empresa tiene una enorme bodega de repuestos a la salida de Bogotá con más de 20.000 millones de pesos en stock para atender la demanda y los requerimientos de los clientes, igual la marca tiene excelente garantía y una inmejorable atención en posventa con agendas especiales para los compradores, algo que hace que las marcas chinas sean fuertes y en especial JAC porque existe la plena convicción en Autocom que no se trata de vender vehículos sino de fidelizar clientes con producto y posventa así como el suministro de repuestos que resulta trascendente en carga.

 

Jetour, qué coche, sin palabras

 

 

Hablando de otras líneas, Naranjo explicó que Jetour es SUVS de siete pasajeros del segmento large, un carro con el que se compite fuertemente con marcas bien posicionadas en el mercado. A la fecha Jetour cuenta con tres versiones, Jetour X70 DLX, Jetour X70 Sport y Jetour X70 Limited AT. En el Salón del Automóvil habrá sorpresas porque se lanzarán dos versiones adicionales con lo que se espera consolidar el portafolio.

La empresa espera abrir en 2024 abrir una red de distribución exclusiva para Jetour lo que la llevará a posicionarse como una de las más vendidas en el país.

En precios hay camiones para todo gusto y actividad económica, por ejemplo, el de 2.8 toneladas, uno de los más vendidos está cerca a los 88 millones de pesos y el más grande, con capacidad para 6.7 toneladas está cerca a los 140 millones de pesos. Igual, señaló Naranjo, hay referencias competitivas como los “doble llantas”, camiones medianos de 108 millones de pesos, solamente el chasis, la carrocería puede costar desde ocho hasta 15 millones de pesos, dependiendo de los que el cliente quiera en materia de diseño, calidad de calibre o de estaca que quiera adaptar en el automotor.

JAC es sin duda la mejor inversión para los transportadores de carga que suelen ser racionales más no emocionales y por ello buscan buenas canastas de mantenimiento, precios cómodos, buenas retomas y excelentes aliados comerciales como financieras, carroceras y otros abastecedores para el segmento de carga. Al final, puntualizó hay una buena expectativa en la empresa porque Colombia confía mucho más en las marcas chinas, se ve una calidad diferente, muy alejada de la de hace 20 años que no era la mejor, hoy están llegando carros y camiones con los más altos estándares de calidad, eso debido a los Joint Venture que se viene haciendo con otras marcas que han enseñado a aplicar las tecnologías de avanzada en los carros chinos en cuanto a calidad, confort y diseño, haciendo que hoy sean vehículos competitivos al 100 por ciento.

 

 

Los camiones de Autocom, en especial los JAC, están llegando con motorEuro4, pero migrando a Euro6 en vista que la normatividad dice que a partir del primero de enero de 2023 solo se pueden nacionalizar e importar vehículos Euro6, pero debido a un alto stock con Euro4 más la caída en la industria que proyectó la venta de 250.000 unidades con una caída preocupante puesto que el cierre será de 185.000, finalmente el stock de cuatro meses terminó siendo de seis o siete meses. Hoy la marca está terminando de evacuar las unidades Euro4 para empezar a vender las Euro6 en el tema de carga.

Aseveró que para el tema de gasolina se continuará con la misma tecnología, pero reveló que muy seguramente cambiará en 2024. En el tema de eléctricos, apuntó, la empresa está a la expectativa de lo que salga a futuro sobre todo el tema de eléctricos híbridos, la nueva apuesta que todos tienen de cara al futuro.

El Gerente General de Autocom Colombia, Andrés Felipe Naranjo manifestó que contario a lo que muchos piensan la posible reactivación del ferrocarril no será competencia sino un afortunado complemento para el transporte de carga y cito el oleoducto bicentenario que no impactó el traslado de crudo sobre ruedas.

Siguiendo con el tema, Naranjo razonó que el tren se vuelve una respuesta más ágil en donde el cliente de carga tiene las dos opciones, una opción fabulosa porque revive un modo importante que será útil y eficaz por todo el tema de derrumbes, trancones y daños en las vías nacionales. Expresó que sumar el tren a los proveedores de servicio es algo positivo que no afecta y que genera una nueva visión de negocio, así como atender otros mercados que no se están cubriendo.

 

 

Este año JAC venderá cerca de 2.200 unidades, una participación en carga cercana al nueve por ciento, pero al quitar el tema de pesados en donde no hay participación, la marca estará más o menos en un 14 o 15 por ciento de participación. En el frente de pick Up, confió en que muy seguramente la participación estará por el orden del cinco por ciento, pero globalmente con todas las marcas Autocom espera un cierre de 3.000 unidades, un 1.6 por ciento de market share o cuota de mercado dentro de la industria.

Anotó que como en muchos otros sectores, el negocio de los vehículos es de ciclo y dijo que a pesar de la caída, muy seguramente el próximo año vendrá un repunte, amén de la incertidumbre con el tema Gobierno y el escenario internacional, pero subrayó que se trata de situaciones ya vividas como la pandemia, el incremento recurrente en los precios de la gasolina que también impactará el diésel y el paro de Buenaventura en donde los carros estuvieron parados cerca de dos meses, ello por citar unos ejemplos.

 

“Por fortuna hemos aprendido a convivir con esas circunstancias lo que hace que seamos mucho más creativos a la hora de vender y generar un valor agregado hacia el cliente que, independientemente del valor de diésel o de la gasolina, necesita su trabajo como es el caso de los transportadores de carga, un cliente que busca a Autocom porque necesita automotores confiables, ahorrativos y competitivos”, puntualizó el directivo.

 

Para el caso de Jetour, Naranjo dijo que generará emociones por diseño, tecnología, avances e implementaciones vanguardistas, una muy buena proyección hacia futuro en cuanto a ventas. La empresa Autocom con sus marcas viene cayendo este año alrededor del 19 por ciento mientras la industria en general se desploma a razón delo 35 por ciento, un año complicado, pero que invita a trabajar y a cerrar con optimismo el año.

Visto 2734 veces