Lunes, 16 Diciembre 2019 19:02

Los activos en desuso tienen impacto económico, ¡y cuestan!

Por

Según calcula Superbid, por medio de las subastas virtuales de activos en desuso se recuperan alrededor de 300 millones de dólares anuales.

Como es costumbre, en época de fin de año, las organizaciones se toman un espacio para analizar los resultados obtenidos, definir los presupuestos y establecer las metas que guiarán el siguiente período de trabajo. Sin embargo, en este proceso, muchas veces no se tiene en cuenta la tenencia de bienes en desuso como un factor que incide en la economía de la compañía.

De allí, la importancia de reconocer qué activos en desuso posee su empresa, cuál es el costo de mantenimiento y cómo se puede recuperar el valor invertido evitando así, gastos innecesarios para la organización.

En la mayoría de las empresas es común hallar elementos improductivos que no aportan ningún tipo de utilidad convirtiéndose así, en un pasivo para la compañía. Así pues, vehículos de carga, maquinaria industrial y terrenos comerciales, lejos de ser una inversión, representan altos costos financieros para las organizaciones.

Según Gustavo Quiñónez, Gerente Comercial de Superbid Colombia, mantener estos activos improductivos tiene un costo anual de aproximadamente 35% sobre el valor del activo el cual se divide entre impuestos, seguros, mantenimiento, seguridad ante riesgo de robo, entre otros.

 

“Por esta razón, es fundamental propiciar espacios alternativos de compra y venta de bienes en desuso donde las empresas tengan la posibilidad de recuperar su capital y disminuir los costos de propiedad”, afirmó Quiñónez.

 

Uno de estos espacios, son las subastas virtuales, un mecanismo innovador que permite recuperar hasta el 60% del valor del activo en desuso por medio de la puja de ofertas entre participantes. Actualmente, más de 7.500 empresas a nivel mundial han decidido comercializar sus bienes por medio de la plataforma Superbid.com, una multinacional brasilera experta en la realización de subastas por Internet con una trayectoria de más de 40 años en el mercado que le han permitido convertirse en la compañía número uno en la recuperación de capital de activos en desuso.

En Colombia, entidades como la Alcaldía de Bogotá, Enel-Codensa, Davivienda, Seguros Bolívar, Argos, Sura, Bancolombia, entre otras, han hecho uso de esta tecnología para ofertar bienes en desuso como bodegas y locales comerciales, salvamentos, vehículos, maquinaria para construcción, parqueaderos, hoteles, etc.

 

“El objetivo es hacer de los bienes en desuso un mercado atractivo y rentable donde las personas interesadas en ofertar e invertir puedan hacerlo de manera fácil, accesible y económica, aprovechando los beneficios de la tecnología”, especificó el señor Quiñónez.

 

Visto 689 veces