Viernes, 27 Noviembre 2015 11:24

“Colombia Siembra” no es habladera, es sembradera: Minagricultura

Por

El plan de gobierno llegó para quedarse y no para ser una experiencia de las tantas que se archivaron en el cuarto de San Alejo.

El gobierno colombiano en cabeza del ministerio de Agricultura ratificó que el programa “Colombia Siembra” es un plan trazado sobre las necesidades del campo el cual está listo para producir y sustituir importaciones devolviéndole protagonismo a un sector que finalmente es el que garantiza la seguridad alimentaria hoy seriamente amenazada en el mundo por múltiples factores.

En diálogo con Diariolaeconomia.com el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Aurelio Iragorri Valencia, indicó que contrario a lo que muchos piensan el programa del gobierno está diseñado para que perdure, recupere protagonismo y genere renta económica y social.

Sobre el pesimismo de muchos y las críticas que se le hacen al programa “Colombia Siembra” manifestó que no tienen asidero porque se trata de una política hecha sobre la realidad del sector rural. Consideró que lo hace con gusto y tranquilidad, entre otras cosas, porque es un conocedor de las vicisitudes del campo.

“Yo estoy en la región rural, conozco la región rural, viví las dificultades y la problemática del sector desde que nací porque he sido mucho más agricultor y ganadero que político. Al país todo hay que decirle que crea en esta iniciativa, que confié en que este gobierno sacará el campo adelante y que crea en esta iniciativa porque hay dos opciones, la una, seguir con el chulo encima, esperando que nos coman los carroñeros o pasarnos a una esperanza de futuro sobre pilares de confianza y credibilidad, pero claro está, dejando, los odios del pasado que de nada sirven”, declaró el señor Iragorri.

Sobre la reestructuración de la economía rural y el regreso a la productividad, el funcionario aclaró que esta demanda tiempo pues sería irresponsable asegurar que el proceso se hace de la noche a la mañana porque se trata de recuperar las siembras y las hectáreas perdidas, pero para cumplir con ese propósito, indicó, es vital la confianza porque “Colombia Siembra” es a criterio suyo la gran oportunidad del campo y por eso el ejecutivo está dispuesto a no dejarla pasar.

Fue enfático al decir que “Colombia Siembra, no es habladera sino sembradera porque de la mano de gremios, de campesinos, de familias rurales y de medianos y pequeños productores serán cultivadas el millón de hectáreas que se están anunciando en un plazo de tres años". 

“La Federación Nacional de Cafeteros anunció que pondrá 90.000 hectáreas para sembrar maíz y frijol lo cual se combinará con las zonas cafeteras que estamos renovando, así va el plan y seguiremos adelante. Tengo todo el equipo del Ministerio trabajando en cada una de las estrategias y espero que a partir de enero le demos inicio a las siembras que no arrancan antes por el fenómeno de El Niño”, declaró el Ministro.

Sobre el tema de inflación el Ministro precisó que esta no está desbordada y explicó que Colombia importa 10 millones de toneladas de alimentos los cuales se adquirían a 1.700 pesos por dólar y ahora se compran a 3.000 pesos por dólar lo cual es el costo de la devaluación que se junta con el fenómeno del niño que ya afectó 1.5 millones de hectáreas sembradas con frutas y verduras que son muy sensibles al tema de la falta de agua.

El costo de vida, señaló, tiene una lectura consecuente con lo que ha pasado en los últimos años porque el país abandonó el campo y se dedicó a las importaciones, abriéndole puertas a todo tipo de exposiciones.

Ojo con los vivos

Del departamento del Huila le llegó una queja al Ministro y tiene que ver con un grupo de personas inescrupulosas que les están cobrando 50.000 pesos a los campesinos para inscribirlos en “Colombia Siembra”.

El jefe de la cartera agropecuaria fue tajante al decir que este programa no tiene costo y le pidió a los labriegos y a quienes se vean abocados a esta situación a poner el caso en conocimiento de las autoridades.

“Lo único que les puedo decir es que denuncien a quienes están cobrando los 50.000 pesos que yo mismo los hago meter a la cárcel”, indicó Iragorri.

Reiteró que el plan es completamente gratis y de fácil acceso porque se hace a través de la página de Internet del ministerio de Agricultura mientras se posesionan los nuevos secretarios de agricultura de los municipios y los departamentos.

Señaló que este tipo de inscripción la pueden hacer los campesinos o productores de manera individual o en asociaciones. Sobre este particular afirmó que los datos tienen que estar listos porque a finales de diciembre el Ministerio tendrá la gente inscrita para empezar con las ayudas que requiere el proceso de siembra.

Las proyecciones del gobierno son optimistas y por eso el Ministro asegura que con “Colombia Siembra” se le dará al agro un giro de 180 grados. Este plan focalizará su ejecución en unas líneas de producción claves en el desarrollo y el repunte del campo.

En este eje se encuentran identificadas siembras de cereales, leguminosas, forestales, frutas y hortalizas así como la piscicultura con lo cual el gobierno le apuesta a garantizar la soberanía alimentaria.

Los agricultores respaldan el plan

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, con “Colombia Siembra” el país por fin tiene un norte y una política agraria que va en línea con las necesidades alimentarias.

Por su parte los agricultores señalan que este programa sin duda puede ser la puerta de una gran política agropecuaria de estado.

El presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, Rafael Mejía López, sostuvo que esta lectura no es lejana de la realidad porque con “Colombia Siembra” se está definiendo que el campo debe ser una prioridad nacional y en segundo lugar reconoce que es inconcebible que el 28 por ciento de lo que se comió el país en 2014 fue importado y que entre enero y agosto de 2015 esas importaciones crecieron en toneladas por encima del 11.2 por ciento mientras que las exportaciones cayeron cerca del cinco por ciento lo cual no es sostenible teniendo en cuenta que Colombia es un país con más de 22 millones de hectáreas y con 7.1 millones de hectáreas cultivadas.

“Esperamos que todo funcione con el concurso de los gremios, pero estos deben tener seguridad de lo que hace y define el ministerio de Agricultura y no caer en el dilema o en la preocupación que esta cartera está en desventaja con la de Comercio”, anotó el señor Mejía López.

Gremios, gobierno, productores del campo, agroindustria, analistas, estudiantes, expertos nacionales e internacionales y empresarios debatieron sobre los alcances de la nueva política agraria en el foro “Colombia Siembra: Soberanía alimentaria y Despensa del Mundo”.

Visto 1448 veces