Domingo, 25 Diciembre 2022 00:21

Angus y Brangus, razas potentes a la hora de definir el negocio ganadero

Por

El Angus, ganado especializado en carne llegó a Colombia en el siglo XIX, retomó su cría con mucha fuerza mostrando potencial genético y unos rendimientos en canal bastante rentables.

En Colombia la ganadería sigue dando pasos agigantados de cara a la eficiencia, las buenas prácticas, la productividad y la competitividad, igual las razas especializadas siguen marcando un plus en calidad y rendimientos porque apostaron por unas características puntuales a la hora de ganar atributo en carne o leche, unos factores determinantes en rentabilidad y sostenibilidad, términos esenciales en el apasionante, pero nada fácil negocio de cría.

En Colombia avanza a buen ritmo el trabajo con la raza Aberdeen Angus, una casta de enormes propiedades oriunda de las frías tierras de Escocia en donde fue y es cebada para obtener carne de muy buen marmoleo, ese que exalta su sabor y la hace tierna, muy apetecible, sin duda alguna, proteína diferenciada por aroma y buen impacto al gusto.

Los registros históricos dicen que los bovinos Angus, unos tremendos Bos Taurus, fueron vistos en las granjas escocesas en la otrora región de Fortashire, hoy la zona de Aberdeenshire y Angus, antes de 1800, se trataba de unos vacunos sin cuernos de color negro al que se le conocía como Angus Doddies. En ese trasegar por el pasado se muestra a Hugh Watson como posible creador de la raza ya que fue precursor en selección genética. En ese tiempo el ganadero escogió los mejores toros negros para reproducción.

Su macho favorito de la bondadosa raza fue Old Jack que nació en 1842 siendo registrado como Grey-Breasted Jack. A ese animal se le otorgó el número uno en Scotch Herd Book, o libro de Genealogía Escocesa, una vez fue erigido. Otro toro de Hugh Watson que marcó un hito especial fue Old Granny quien nació en 1824, dejando en sus 35 años de existencia 29 terneros de grandes propiedades.

Quienes conocen el linaje aseguran que actualmente hay una estimable cantidad de ejemplares Angus que conservan los pedigríes o rasgos genéticos de los dos famosos toros. Lo cierto es que la raza cautivó por sus condiciones y en 1878 fue llevada a Estados Unidos y otros destinos en donde su adaptación fue excepcional y su aporte genético aún mejor. Un buen trabajo, que demandó conocimiento y constancia, “no tan elemental mi querido Watson”.

 

 

El bovino Angus es de tamaño mediano, en sus opciones los hay negro y colorado siendo su tono de pelo muy uniforme. Al no tener cuernos, la raza es muy manejable y atrae a los ganaderos que buscan además de calidad en carne, mansedumbre y facilidad en el manejo de las reses. Las hembras tienen cuello largo mientras que los toros muestran mayor realce y robusticidad. En el momento de observar los animales de esta estirpe, se puede detallar que sus orejas son medianas y elevadas. De todas las particularidades la que más se le reconoce al Angus es la calidad de su carne, goza de reconocimiento en todo el globo.

Las vacas Angus tienen un peso promedio que va entre los 500 y 600 kilos, por su parte los sementales alcanzan entre 800 y mil kilos, los terneros una vez nacen reportan en báscula pesos que oscilan entre los 25 y 33 kilos al tanteo.
Según la asociación que agrupa la raza y sus cruces, Angus en su origen gaélico y celta quiere decir excepcionalmente fuerte y única opción.

 

Una raza que llegó desde la cuna a Colombia en el siglo XIX

Este tipo de ganado llegó a Colombia entre 1889 y 1898, su importación tiene como dato especial que llegó directamente de las tierras bajas de Escocia, su lugar de origen. Las otras importaciones se hicieron desde Estados Unidos y Argentina con lo cual la raza tuvo un formidable impulso.

En 1996 un grupo de ganaderos que creyó firmemente en las bondades y ventajas comparativas frente a otras razas, fundó la Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Aberdeen-Angus, Brangus y sus Cruces, Asobrangus, un gremio que agrupa criadores, productores y comercializadores de bovinos puros, así como de ganado comercial.

Los resultados en Colombia, dicen los ganaderos asociados, son más que satisfactorios por el aumento en los cruces con las razas Angus y Brangus, a todas luces la mejor casta para producir carne de calidad, de lejos la de mayor calidad en el país y en otras latitudes.

Su carne tiene tan buenas características que la oferta de productos cárnicos provenientes de vacunos con influencia Angus y Brangus sigue repuntando en las grandes superficies y restaurantes de Colombia, una opción gastronómica que crece en demanda porque su excelencia y calidad es a toda prueba.

Los ganaderos más experimentados aseguran que las razas Angus y Brangus son las razas ideales para adelantar el repoblamiento bovino y aumentar el hato nacional con ejemplares excelsos, de buen rendimiento y sumamente rentables, ello por contar con animales rústicos, adaptados al trópico bajo, de talla moderada, extraordinaria habilidad materna y comprobada superior calidad de carne.

 

 

El Director Ejecutivo de la Asociación Angus & Brangus de Colombia, Asoangusbrangus, Felipe Echeverry Hernández, le dijo a Diariolaeconomia.com, que la raza y sus cruces siguen siendo un total éxito, ratificando que la apuesta genética del Angus por Brahman resultó acertada y llamada a crecer en los cinco continentes.

Anotó que en casi 26 años la asociación ha venido trabajando de manera juiciosa para producir en el campo colombiano la mejor carne de Colombia y una obtención cárnica superior generada en las pasturas locales, demostrando que la cría de las razas es una alternativa productiva que llevará crecimiento y progreso a las empresas ganaderas.

En la parte genética la raza va por muy buen camino y es por eso que los criadores de Angus tienen unos vínculos muy grandes con Estados Unidos y Argentina, dos de los más grandes proveedores genéticos del mundo en donde avanzan vertiginosamente los desarrollos en Angus y Brangus, un trabajo aplomado, con resultados y sin pausa en los criadores de esos países, una ayuda importante porque prácticamente adelantan mejoras en la base genética del rebaño Angus-Brangus de los colombianos.

Por esa dinámica en mejoramiento genético han entrado al país embriones, semen y animales en pie, toda una oferta genética para la ganadería con dos razas potentes y de reconocidos rendimientos, una disponibilidad en todo el país y en la totalidad de pisos térmicos.

El directivo recalcó que la raza Angus tiene historia porque la decendencia del primer importador de Angus, Antonio José Piñeros, bisnieto del pionero, hace parte de la asociación que sigue imparable en todos los menesteres atinentes al mejoramiento genético y búsqueda de alternativas en cruce, una raza que tocó playas colombianas en Barranquilla en esas postrimerías del siglo XIX para luego llevarla vía fluvial, aprovechando la navegabilidad del Magdalena a los predios o valles atravesados por el río Balsillas en el Huila. Esa llegada alivió a los animales porque fueron ubicados alturas de 2.300 metros sobre el nivel mar, un clima mucho más benévolo.

Llevar los Angus en ese ocaso del siglo XIX al Huila implicó toda una logística que dispuso inclusive de babuchas en fique para que los bovinos no se lastimaran y desde luego para proteger las pezuñas. La raza estuvo en las bravas tierras del sur por un tiempo, fue sometida a cruces y con los años fue quedando en el olvido, entre otras cosas porque en los finales de siglo los líos bélicos y la coyuntura política dejaron en el piso las economías, una de ellas la agropecuaria.

 

 

Asoangusbrangus ha promovido la raza desde sus inicios gremiales y obviamente se dio a la tarea de recuperar ese pasado del Angus desde su llegada y toda la huella genética que los animales importados de Escocia dejaron.

La primera compra de bovinos Angus fue en promedio de 80 o 100 vacunos, una internación importante que fue quedando relegada por los temas de violencia y orden público que pusieron en franco riesgos el valor genético en Balsillas por los innumerables cruces hechos con bóvidos que ya estaban en la región con características muy dadas para el trópico bajo.

 

“Se estaba perdiendo la genética Angus hasta que Antonio Piñeros adelantó un trabajo que buscaba rescatar todos los ejemplares vacunos, rescatar información y volver a estructurar los árboles genealógicos, un núcleo muy interesante para la biología y cepas hereditarias en Colombia”, declaró el señor Felipe Echeverry Hernández.

 

Lamentablemente, puntualizó el Director Ejecutivo de Asoangusbrangus, los agudos problemas y las guerras impidieron conocer más en detalle la estirpe escocesa pues de haberse logrado la ganadería colombiana de carne hubiese evolucionado mucho más rápido y con un potencial genético como gran activo.

Después de la pausa y con la asociación activa, llegaron animales de Estados Unidos y de Argentina, países en donde el Angus es prenda de garantía para los productores.

Destacó que la raza Angus tiene como particularidades la habilidad materna, facilidad en el parto, espectaculares pesos al destete, precocidad sexual, musculatura, ganancia de peso, altos índices de preñez y longevidad. De igual manera el Angus es conocido por ofrecer una de las mejores carnes a nivel mundial, de importante rendimiento en canal, buen marmoleo, sabrosa y suave.

Dijo que las vacas llegan a una edad reproductiva con menores tiempos y mucho más fácil, ello porque su talla moderada incide en que la vida reproductiva empiece más rápido, igual acontece con los toros que producen semen con menos tiempo lo que les permite montar vacas con una precocidad superior a las otras razas.

Actualmente, precisó Echeverry Hernández, la estirpe Angus clasifica dentro de las razas más importantes en producción de carne y por eso los países que consumen y demandan este tipo de proteína buscan la casta y por ello no es un misterio que Estados Unidos o Argentina produzcan tanto Angus y Brangus ya que el mercado así lo exige, igual pasa con Europa, región aferrada a las carnes élites en donde las opciones de crecimiento en ventas están dadas para la calidad.

 

 

Hoy los ganaderos de la raza están trabajando en bajar las tallas de los animales y tener así bovinos moderados pues se sabe que el clima impacta la disponibilidad de pastos, factor que hace que tener toros y vacas muy grandes se vuelvan un problema a la hora de alimentarlos, algo que va en contravía del ejercicio ganadero porque raya en ineficiencia, es decir que indiscutiblemente debe bajarse el tamaño y facilitar el engorde de estos magníficos bovinos.

Un trabajo grande que esta haciendo la asociación, explicó Echeverry, tiene que ver con la identificación de los vacunos élites para producción de carne, habilidad materna y todo el tema de calidad, todo desde la genética y las genómicas adelantadas para asegurar buena canal o carcasa con el fin de que los ganaderos utilicen las razas promovidas por Asoangusbrangus y tengan la certeza que el producto de los cruzamientos será positivo para la producción ganadera.

 

Brangus, una mezcla ganadora

Del Brangus hay que decir que es una raza híbrida que resultó tras el cruce de dos razas de gran potencial, el Brahman y el Angus, la primera cebuina y la segunda Bos Taurus o europea, linajes de los cuales el F1 adopta las tipologías originales en porcentajes apropiados para la explotación comercial.

Los expertos dicen que la raza Brangus es la consecuencia de un cruzamiento genético que armoniza la rusticidad del Brahman con las propiedades o aptitudes maternas y cárnicas del Angus. Los genetistas explicaron que la genética instituida es de 3/8 Brahman y 5/8 Angus.

La unión deja como derivación una raza que articula los rasgos de las dos estirpes parentales, muy solicitadas por sus grandes propiedades y éxito en la producción cárnica. Cabe anotar que luego de una exhaustiva selección natural, el Brahman desarrolló resistencia a los climas extremos, a las enfermedades y unos elevados instintos maternales, por su parte el Angus es un ganado de condiciones superiores y tiene vacas considerablemente eficaces que preponderan en fertilidad, así como en capacidad de ordeño.

 

 

El Brangus es una raza originaria de Estados Unidos pues los primeros cruces para llegar al pomposo híbrido se hicieron en Texas desde 1912. Al hacer conversiones en la composición genética el linaje tiene 37.5 por ciento Brahman y 62.5 por ciento Angus.

Desde el punto de vista genético, este cruce es uno de los grandes logros en favor de la ganadería y hay que recordar que, en sus inicios, una parte considerable del cruce entre Brahman y Angus se llevó a cabo en la Estación Experimental del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, USDA, ubicada en Jeanerette, Louisiana. Por calendario de agricultura, la investigación con este híbrido empezó en 1932, pero hay que acentuar que los trabajos de cruzamiento ya habían empezado casi que con el siglo XX.

Aparte de Brangus, comentó el conocedor, la raza Angus es utilizada para otros cruces de gran perspectiva y por eso se proyecta de manera importante para el tema de leche, debido a eso se está promoviendo el mestizaje con vacas lecheras, no para que produzcan leche, tampoco para modificar el sistema productivo de los ganaderos especializados en Colombia, sino con el fin de crear una alternativa adicional con los terneros que salen para sacrificio de los vientres lecheros sin mucha rentabilidad puesto que su peso generalmente es hacia abajo, aclarando que en las fincas siempre hay élites, promedio y por debajo del promedio.

 

“La idea y la propuesta de nosotros que hemos trabajado bastante es que los lecheros crucen esas hembras con animales Angus y puedan producir un bovino 50 por ciento enfocado a carne y que sea comprado por las comercializadoras para obtener proteína de calidad. Ya tenemos el matrimonio perfecto con el Brahman y nos estamos comiendo la zona tropical del país, ahora apuntamos a que los lecheros hagan los cruces de Holstein, Normando y Jersey con Angus para que empiecen a sacar un ejemplar tipo carne que iría únicamente para consumo y que obviamente ellos puedan tener la contraprestación que es su vaca preñada y la leche que se les garantiza”, afirmó Echeverry Hernández.

 

Con el Gyr no se ha hecho el intento porque normalmente quienes producen carne con esta raza, generalmente lo hacen con Brahman, pero el directivo expuso que con Angus igual se podría sin ningún problema.

 

 

Los criadores de Angus y Brangus normalmente buscan una carne Prime de entre cuatro o cinco sin que sean unos prime muy grandes para evitar las ineficiencias productivas, es decir animales que oscilan entre los 480 y 520 kilos con un rendimiento en canal alrededor del 64 por ciento, luego la idea es producir más carne con un bovino más bajo, un paradigma llamado a cambiar porque muchos creen erróneamente que puede haber más carne en un ejemplar de 600 kilos, luego el rendimiento en carcasa es realmente el que dará la carne disponible para la venta, algo que hace la raza en sus cruces, verbigracia, Angus en el Brahman, Holstein y otras razas lecheras, toda una muestra de mejores resultados en canal luego del sacrificio con los bóvidos cruzados.

Pese a que hay razas de gran tamaño, la tendencia de la ganadería mundial es como se anotó, bajar las tallas en aras de la eficiencia, sin embargo los pesos elevados, manifestó Echeverry, pueden mantenerse en los toros reproductores porque son animales que pasan cinco, seis, siete y hasta ocho años tranquilamente siendo padres en una finca, pero indicó que el poder carnicero que se debe sacar en una hacienda para vacunos de desposte, debe tener como característica reses lo más jóvenes posible y que alcancen una terminación perfecta en su canal para el consumidor.

Justo ahí, expresó el vocero, es donde un ganadero puede sacrificar animales de 500 a 520 kilos con un acabado de su canal de muy buen rendimiento que es precisamente lo que se busca. En el Angus, enfatizó, los machos si bien pueden alcanzar pesos de una tonelada, son ejemplares no muy altos, eso sí con demasiado cuerpo y volumen que tienen una profundidad y un arco de costilla tan bajo que por poco tocan el piso con el ombligo.

 

“Son animales que les cabe muchísima carne por la calidad y la genética utilizada, pero son vacunos que darán descendencia a sacrificio muy moderados y que se terminan fácilmente”, dijo el entendido.

 

Carne Angus y Brangus, totalmente diferenciada

 

 

El Director Ejecutivo de la Asociación Angus & Brangus de Colombia, Asoangusbrangus, Felipe Echeverry Hernández, dijo que cierto es que quien vende cárnicos Angus y Brangus, comercializa un producto especial y altamente diferenciado, una buena alternativa porque hay para esas carnes un nicho de mercado.

Al igual que el café gourmet, con valor agregado y especial, la carne de razas altamente especializadas como es apenas consecuente tendrá un precio o un retorno diferencial, un contexto de mercado que experimentan los productos provenientes de Angus y Brangus. A la fecha, la asociación tiene seis comercializadoras aliadas a nivel nacional que compran la obtención de las razas citadas con un valor diferencial, lo cual se constituye en una ventaja para el ganadero que cuenta con un mercado de nicho específico que le permite vender con un mejor precio carne, genética, embriones, semen, toros y novillos para sacrificio, es decir que tener Angus y Brangus en el registro ayuda a mejorar los ejercicios financieros porque matricula las fincas en alta calidad.

A juicio del contertulio, el sobreprecio al final del día en kilos por carne siempre ayuda mucho, pero es una dinámica que también impone el mercado puesto que los valores suben y bajan, no son muy estables y por eso es usual ver los altibajos con los cambios de gobierno y en los ciclos económicos. Amén del entorno, en donde sí tendrá sosiego el ganadero es en una situación totalmente prometedora ya que mientras produce un animal convencional, genera un vacuno y medio cruzado con Angus y Brangus, un excelente negocio en donde la rentabilidad se da con cargo a la genética.

La Asociación Angus y Brangus tiene claro que el ganadero puede ser muy eficiente, como lo ha venido diciendo, desde el tema genético y es por ello que ve en este tipo de estrategia, la manera más inteligente y contundente de hacer ganadería, una razón de peso para insistir en que Angus y Brangus son la mejor y más próspera inversión.

La asociación es la única en Colombia que tiene un contrato directo con Neogen, una de las empresas genéticas más grandes a nivel mundial, firma que tiene toda la base genética del Angus y del Brangus tanto americano como argentino, es decir que se trata de palabras mayores, porque esa compañía con origen en Míchigan, hace el trabajo genético a las razas en mención lo que permite seleccionar de manera exacta qué es lo que quiere el ganadero, una labor que se hace con solo remitir pelos del animal para que los profesionales se encarguen de hacer el perfil cárnico en Estados Unidos.

 

“Estamos buscando esos animales de alta genética, direccionados para lo que busca el productor. Aquí no se trata de explorar para ver qué puede salir con un determinado toro, sino que habrá seguridad de lo que obtendremos cuando se haga el cruce”, expuso el profesional.

 

Brangus, la mejor apuesta para climas cálidos

 

 

Salta a la vista que la apuesta por Brangus para trópico bajo fue más que oportuna y ganadora, hoy el afortunado cruce se sigue posicionando de manera impresionante, puesto que la venta de toros ha sido gigante en los últimos años por lo que se necesita que más criadores de puro conozcan la raza y crean en ella para que sigan produciendo padrotes ya que hay un mercado muy grande por explotar, pues la gente se dio cuenta que si cruza con Angus o con Brangus le va mejor y por eso se necesitan machos, una seña de que los ganaderos están apostando por estas razas y que está probando en sus vientres blancos comerciales con los mejores resultados. Añadió que Colombia y muchos países en el mundo pasaron por las etapas de las modas en ganadería en cuanto a las razas y, según Echeverry Hernández, después de 25 años, la asociación demostró que no es una moda como se pensó cuando el gremio germinó en 1996, muy diferente es una alternativa productiva pues la misma estirpe se encargó de quedarse en el país para seguir dando resultados por encima de lo sorprendente.

El ciclo en Angus, aseveró el ganadero, es perfecto porque el animal nace pequeño, pero se desarrolla muy rápido y solo con eso son visibles las verdaderas eficiencias medidas en productividad pues una hembra crece con buena carne y se preña con prontitud, lo que todo ganadero busca.

Destacó el destete en Angus y Brangus en donde se gana muy buen peso, a tal punto que está muy por arriba de la media, un escenario afortunado para el productor que de entrada va ganando porque saca además un animal en menos edad que los de las otras razas en el país, como si fuera poco el bovino se vende por arriba del valor promedio. El destete en Angus, resaltó, está habitualmente entre 240 y 250 kilos a los ocho meses, en el Brangus el dato es menor porque se ubica en 220 a 230 kilos a la misma edad, sin suplemento ni nada adicional.

Todos esos factores de eficacia en la conversión tienen su explicación habida cuenta que la raza Angus viene de una isla con escasos pastos, sin grandes extensiones y sin ser la más tecnificada para la producción de grano, un escenario que obligó a los ingleses a adaptar un animal rústico y pequeño para transformar la poca alimentación en nutrición eficaz, luego es un bóvido rudo, pero eficiente con una muy buena conversión, el gran logro de los criadores escoceses.

 

Hay de por medio grandes retos en la ganadería

 

 

En su diálogo y exposición de las razas Angus y Brangus, el Director Ejecutivo de Asoangusbrangus, habló de ganadería y dijo que hay grandes retos, sin embargo, recalcó que uno de los pendientes es empezar a desmitificar justamente que la vaca es la del problema porque todo el mundo la quiere señalar como responsable de lo que está pasando y por eso la idea de la asociación es tomar ese aspecto como punto de partida.

Asoangusbrangus viene con tres proyectos muy importantes como el de ganadería sostenible, el de carne certificada de la asociación y el de carnes Grass Fed o provenientes de vacunos alimentados con pasto, una forma de trabajar por el medio ambiente y que pone a la vaca como amiga de los ecosistemas y los entornos verdes. Reconoció que el hombre llegó al punto de la evolución gracias a los asuntos carniceros, pues no se puede desligar el desarrollo humano con la alimentación y puntualmente con el consumo de carne que ha permitido tener unas sociedades vigentes y en permanente adelanto.

 

“No podemos salir y decir que tenemos que cambiar nuestro consumo, sino hacerlo más en armonía con el ambiente, esa es una gran responsabilidad en la que precisamente quiere avanzar la asociación, demostrar que las vacas no son el problema y que se puede producir de una manera acorde a los estándares, sin ir tan lejos, tener un planeta sano y obtener la mejor carne del globo desde Colombia”, subrayó el experto.

 

Un tema en el que se debe trabajar luego de las amargas experiencias que dejaron asuntos como la crisis logística internacional, la guerra entre Rusia y Ucrania y todo el alarmante desabastecimiento, es que el país debe cultivar y lograr toda su comida, incluida la de los animales de granja, una meta que se puede trazar y cumplir con organización y eficiencia. Invitó a todos los ganaderos a acudir a las cuentas reales para saber como van los rendimientos y las cifras de la ganadería, pues si no se hacen las operaciones de suma y resta, es imposible identificar las opciones para mejorar el ejercicio.